Toundra en Murcia

-23 de mayo de 2015
-Sala R.E.M. (Murcia)
-Toundra + Galgo

toundra6Mucho se está hablando de Toundra últimamente. Y con razón. Con la publicación de IV, su último disco, los madrileños han adquirido una más que merecida fama, tanto dentro como fuera del territorio nacional. El hecho de que Twitter se deshiciera en elogios cada vez que el cuarteto se subía a un escenario, sumado a la calidad que de por sí irradiaba IV, crearon la curiosidad y la expectación suficientes para que fuera a verlos a su paso por la Sala R.E.M. de Murcia. Concierto a priori redondeado por Galgo, unos teloneros de lujo que vinieron directos de la Vega Baja alicantina a descargar un post-rock instrumental desenfadado y potente articulado por tan solo dos miembros que, con su compenetración y su buen hacer trajeron a la mente de los asistentes irremediablemente aquello de “Tres son multitud”. Melodías cálidas en la guitarra –con algún guiño que otro a los sonidos más noventeros-, a veces etéreas, a veces guerreras acompañadas por una batería firme y contundente. Eso es Galgo. Pero no basta con leerlo, hay que presenciarlo para saber de qué se está hablando aquí. Chapeau.

Aquello nos sirvió como pretexto idóneo para la puesta en escena de los chicos de Toundra. Desde las primeras notas de Strelka hasta las últimas de Zanzíbar dejaron algo muy claro, y es que no habían viajado hasta Murcia para ocupar ese escenario en balde. Si algo –entre muchísimas cosas- se puede destacar de esta formación, es la energía con la que afrontan y que irradian sus directos. Se puede ver en los contoneos constantes de unos músicos tomados por ese mismo trance que pretenden transmitir, esa ascensión a los cielos a base de guitarras brillantes y melancólicas con eventuales muestras de una potencia distorsionada que te coge del pecho y no te suelta hasta que no ha finalizado el tema. Dejándote respirar unos segundos para volver a la carga en tremendo viaje sonoro. Los temas se transcurrieron uno tras otro en tamaño contexto durante aproximadamente dos horas que definitivamente supieron a poco. Quizás fueron más de dos horas, quizás menos, ante tal muestra de epicidad y energía el tiempo se dobla, se fragmenta y se repliega sobre sí mismo, introduciéndote en un túnel infinito hacia paisajes olvidados dibujados con maestría por unas melodías metálicas y emocionales casi al mismo grado.

Temas –principalmente, pero no sólo pertenecientes a IV- como Oro Rojo, Ara Caeli o Lluvia hicieron vibrar una sala llena de un público entregado en todo momento a tal descarga sonora. Quizás todas estas sensaciones alcanzaron su punto álgido en Cielo Negro, canción colocada en el ecuador del tracklist y que supuso un aumento de calidad en un punto del concierto en el que parecían haberlo dado todo. En lo que respecta al sonido, el nivel fue bastante correcto, por parte de la sala y de sobresaliente por parte de los madrileños. Escucharlos en directo es espectacular. Todo suena muy potente y equilibrado; un bajo con cuerpo, constante y con eventuales desgarros acompañando a una batería que, aunque no haciendo gala de demasiado virtuosismo, empuja a los temas con una fuerza más que considerable. Todo ello aderezado por el juego dialógico de dos guitarras de clara influencia post-rockera en sus sonidos e interpretación capaces de pasar en cuestión de muy pocos compases de la más cálida luz a la oscuridad más densa. Todo ello, entremezclado de forma tan magistral que para nada echas en falta voz en ningún momento.

El maremoto Toundra arremetió ese fin de semana en el levante español (el día anterior tuvieron concierto también en Alicante) con una fuerza superior a la esperada. Y no era precisamente poca. Aquí nos quedamos, tantas y tantos que fuimos testigos de la grandeza de tal sonido, con los oídos acariciados y el corazón desgarrado por un post-metal que ha alcanzado unas cotas de calidad sobresalientes. Y que no pare de crecer. Sin más, esperaremos, ansiosos, a que nos visite la próxima tormenta.

Por: José Joaquín Sánchez Ríos (epesdepeapa / La Josephine)

Deja un comentario

Top