ArcTanGent Festival – Día 1

-28 de agosto de 2014
-Fernhill Farm, Bristol (UK)

Aún con cierta resaca festivalera y quitándonos el barro de las botas, recordamos con gran alegría y a la vez cierta tristeza por haberlo dejado ya atrás, el que ha sido uno de los mayores festivales de música instrumental que se han organizado en la historia. Y aunque suene exagerada esta afirmación, se hace difícil pensar en un cartel más completo que el que el ArcTanGent ha presetando este año. Una segunda edición encabezada por los nombres más grandes que la llamada “Tercera Generación del Post Rock” ha visto nacer y crecer.

Tom Rogerson from Three Trapped Tigers
Tom Rogerson de Three Trapped Tigers

ArcTanGent abría sus puertas bien temprano en una mañana de jueves nublada y ya amenazante de lluvia, lo cual no debería sorprendernos teniendo en cuenta que estamos en las Islas Británicas. En un primer vistazo, festival de tamaño pequeño, con todo perfectamente bien organizado tanto en asuntos de aparcamiento como de camping, a pesar de que ciertos servicios básicos no se cubriesen. Puntualidad inglesa como no podía ser de otra manera para la apertura del festival de la mano del inglés Theo y su math-rock loopeado en el que él propio músico se encargaba tanto de la instrumentalización como de la percusión. Un poco más agresivos, los locales The St. Pierre Snake Invasion con su rock de tintes sureños a lo Jack White, continuaron la fiesta mientras empezábamos a sufrir las primeras gotas de lluvia.

Llegaba el momento para una de las actuaciones más esperadas del festival, los jovencísimos The Physics House Band, que con un sólo LP en el mercado se han colocado en los primeros puestos del Math británico. Todo muy bien elaborado y cuidado, con un bajo hipnotizante de estos que se hacen notar, acompañado por unos ritmos pesadotes de batería y unas guitarras chirriantes que en ocasiones nos recordaban a los sonidos de Omar Rodriguez-Lopez de The Mars Volta. Y sin dejar que nuestros oídos descansen, saltaban al escenario los más bestias del festival. Baby Godzilla quizá no pasen a la historia por editar obras maestras (aunque sus 3 referencias son una maravilla), pero si que lo harán por tener uno de los directos más impresionantes a día de hoy. Si creías que lo habías visto todo después de vivir un concierto de The Dillinger Escape Plan, comparado con lo que hacen estos chavales, se queda corto. Desde el primer acorde, ambos guitarristas abandonan el escenario, (que apenas pisan en su media hora de set) para comenzar su odisea ya sea subiéndose a sitios no muy seguros, echándose al público para tocar sobre ellos (literal) o escapándose de la carpa. Todo ello sobre una banda sonora centrada en el hardcore más cazurro y enloquecido.

Jonathan Adger from And So I Watch You From Afar-2
Ewen Friers de And So I Watch You From Afar

El barro ya empezaba a brotar en aquella bonita granja del sur de Bristol, pero la música no paró ni un segundo. Turno tras un necesario descanso para los antiguos This Town Need Guns, rebautizados como TTNG. Todo un referente del Math rock cantado a voz limpia, con una propuesta bella y relajante a pesar de la locura de sus melodías instrumentales. Fueron uno de los nombres importantes de la pasada edición y por ello les invitaron a volver en esta jornada de revival.

Cuando los rayos de sol empezaban a desaparecer y la oscuridad se cernía sobre nosotros, aparecían en escena dos personajes extraños, vestidos con curiosos gorros de plumas que les cubrían por completo el rostro y parte del torso. Nordic Giants fue uno de los grandes descubrimientos a nivel personal. Acompañados de una pantalla que hacía las funciones de tercer miembro debido a la importancia y significado de sus proyecciones para con la música. Tras publicar 5 EPs el pasado año, han dedicado este año a girar, presentando en directos sus sonidos emotivos y la vez misteriosos de tinte nórdica ejecutados únicamente con un piano y una batería.

Otro de los invitados a la jornada del jueves tras su exitoso paso por la edición de 2013 fueron Three Trapped Tigers. Tuve la ocasión de descubrirles en directo abriendo para Dillinger Escape Plan hace unos meses y personalmente su propuesta no me llegó a convencer como tampoco lo hizo esta vez en el ArcTanGent. Sonidos completamente estridentes a través de guitarras agudas y sintetizadores que lo único que consiguen es que no llegue disfrutar de su proyecto ni apreciar sus composiciones. Fue buen momento para retomar fuerzas, cenar algo y preparar el cuerpo para el plato fuerte de la jornada.

Rory Friers from And So I Watch You From Afar
Rory Friers de And So I Watch You From Afar

El escenario Yohkai, el único que se había usado para la primera jornada del festival, hasta arriba de gente expectante por ver la actuación de los nor-irlandeses And So I Watch You From Afar. Con ellos llegó la juerga y el desmadre. Desde la primera nota de “BEAUTIFULUNIVERSEMASTERCHAMPION”, tema con el que arrancaba Gangs, ya empezaron los primeros saltos y empujones en el pogo del ArcTanGent. Con el hermano de Rory al bajo, debido a la reciente paternidad de su bajista, demostraron una vez más que están en buenísima forma. La respuesta del público fue atronadora, y eso lo supieron captar perfectamente, ofreciendo un espectáculo tremendo. No faltaron los temas de siempre y se guardaron “Eunoia” y “Big Thinks Do Remarkable” para cerrar. El público, a pesar del cansancio quería más y tras dos minutos gritando “one more song!” los de Belfast nos dieron la sorpresa y se colgaron de nuevo los instrumentos para interpretar “S is for Salamander” y acabar con las pocas fuerzas que nos quedaban y con una primera jornada que ya adivinaba lo interesante que iba a ser el fin de semana.

Texto: Bikendi Cadelo (@b_cadelo)
Fotos: Adriana BSides.es

Deja un comentario

Top