Categorías
artículos

Lo mejor de la década (2010 – 2019)

Algo más de un año con la web prácticamente parada, y parece que tiene que ser un virus el que haga replantearnos si seguimos con esto o lo cerramos para siempre. Realmente, la segunda opción parecía que iba ganando puntos en los últimos meses, pero a la hora de la verdad, cuesta hacerlo. Aunque con un ritmo inferior a años atrás, Keep an Open Mind vuelve. Y es un regreso con guiños a sus orígenes, diseño actualizado, con estética blog, lo que esta humilde casa fue en sus orígenes. No se me ocurre mejor manera de volver que recuperando algo que dejé en el tintero a finales del año pasado y que, aunque ahora parezca que tiene poco sentido, me apetece sacarlo. El listado con los 11 mejores discos (a título personal) de los últimos diez años. Una lista que llevó su tiempo hacerla, sobre todo por el sacrificio de dejar auténticas maravillas fuera. ¡Allá vamos!

11. Rolo Tomassi – «Time will die & love will bury it» (2018)

Nunca he sido un fanático de esta banda, pero por lo «original» o curioso de su propuesta entre el math y el screamo, siempre les he seguido la pista. Sus directos arrolladores, no dejan a nadie indiferente, pero realmente, sus discos nunca terminaban por engancharme. Hasta que publicaron hace dos años esta maravilla. Tirando más de atmósferas y ambientes que suavizan el ajetreo sonoro de sus peripecias instrumentales, con este último LP creo que consiguieron dar con la clave y convencer a una gran parte de oyentes al que no terminaban por llegar. El fanático de siempre probablemente no acepte este cambio hacia la claridad y limpieza sonora, pero para mi, es ya su álbum de culto.

10. ASIWYFA – «Gangs» (2011)

Quizá esta haya sido la década de oro del math rock, y especialmente en el Reino Unido, donde un centenar de bandas han ido surgiendo y desapareciendo. Aquí, merecería la pena resaltar y mencionar a grandes protagonistas de esta escuela como Cleft, TTNG, Tangled Hair, Delta Sleep y un larguísimo etcétera. Pero a nivel personal, si tengo que elegir un disco, me quedo sin duda con el «Gangs», de los no-ingleses-sino-irlandeses, And So I Watch You From Afar. Quizá la crítica math rockera se me echaría encima por elegir este álbum, pero es sin duda el disco que más he disfrutado del género. Y no sólo pinchándomelo en casa, sino en directo. Los directos de este cuarteto son una auténtica fiesta, y culpa de ello lo tienen temas tan coreables como «BEAUTIFULUNIVERSEMASTERCHAMPION» o «7 Billion People all Alive at Once». En un momento, en el que el math rock se convirtió en una competición por ver quién ejecutaba el riff imposible, ASIWYFA optaron por no complicarse tanto y tirar por temas que enganchan de verdad, de esos cuyas melodías no te quitas de la cabeza en horas.

9. The Ocean – «Heliocentric» (2010)

Uno de los discos (y no el único de esta lista) que por pocos días se queda fuera del Top. Me alegro que se pueda incluir a este «Heliocentric» como una obra de primeros de década, ya que para mi sigue siendo la mejor pieza que ha hecho el colectivo capitaneado por Robin Staps. Probablemente una de las bandas más infravaloradas y con menos reconocimiento del continente. Sus discos, siempre conceptuales, y con un extenso trabajo de cohesión y creación de sus temas que muchas veces no se percibe a simple vista; son piezas que todo amante de los sonidos más oscuros y cercanos al metal deberían escuchar. En la primera década de los 2000 lo suyo eran los gritos y la pesadez. A partir de este «Heliocentric», estrenaron formación y tiraron por vías más progresivas, con subidas y bajadas de ritmo y perfectas líneas vocales en limpio.

8. Touché Amoré – «Is Survived by» (2013)

Realmente, los 3 LPs que han sacado esta gente durante la pasada década, son una auténtica maravilla. «Parting the sea…» (2011) les posicionó, quizá, en lo más alto de esta oleada de bandas norteamericanas. Pero fue con este disco, con el que pudieron reafirmarse como una de las formaciones más reconocidas por el público a nivel global. Touché han sido indispensables y una auténtica influencia para infinidad de bandas, por eso no podían faltar aquí. Y personalmente, este «Is Survived by», la pieza clave para entender un género que ha tenido muchísima relevancia en los últimos años.

7. Godspeed You! Black Emperor – «Allelujah, Don’t bend, ascend» (2012)

Diez años después, los padres canadienses del instrumental volvían a colgarse los instrumentos para firmar una trilogía que les pondría en boca de todos los amantes de estos sonidos. Y si hay que elegir una de esas tres obras para este Top, sin ninguna duda me quedo con el «Allelujah…» Un regreso que pilló a muchos por sorpresa, y que coincidió con el boom de bandas de la denominada Tercera Ola del Post Rock a nivel mundial. Cosa que no hizo que GY!BE optaran por esas sonoridades. Lo suyo fue una llamada de atención a aquellos que parecían olvidar lo que supuso el instrumental en sus orígenes y una muestra de que el post rock más crudo y minimalista aún tenía cabida en la escena y merecía su reconocimiento.

6. Pianos Become the Teeth – «Keep you» (2015)

Otro de esos casos en los que es complejo elegir una de las 4 piezas que han sacado esta gente durante la última década. «The Lack Long After» es uno de los discos que más han sonado en mis cascos durante estos años, siendo «I’ll be damned» un himno que aún me pone los pelos de punta. No obstante, el reconocimiento se lo voy a dar a «Keep you», el disco de la evolución. El disco donde dieron un paso adelante, en un momento donde se estaban haciendo grandes dentro de la escena hardcore emotivo gritado, y pasaron a ser enormes. A pesar de aparcar los gritos, la rabia contenida y prácticamente el mismo mensaje se transmitió a la perfección en un disco aparentemente más pausado, pero igualmente aplastante.

5. Lisabö – «Animalia Lotsatuen Putzua» (2011)

Euskadi siempre ha tenido un alto reconocimiento a nivel estatal en lo que a su escena underground se refiere. Y si hay alguien que representa el underground vasco a la perfección, esos son Lisabö. Manteniéndose siempre alejados de las tendencias y las nuevas pautas de promoción que nos imponen las redes sociales, lo suyo se limitaba a escribir y firmar auténticas obras de arte. Como este «Animalia Lotsatuen Putzua», donde Txap y los suyos salían de la cueva con una de las propuestas más originales e irrepetibles del estado, recitando con rabia en euskera los versos de Martxel Mariskal y aporreando sus instrumentos con una energía pocas veces vista. La música de Lisabö es difícilmente clasificable, lo cual lo convierte en maravillosa.

4. Envy – «Recitation» (2010)

Una de mis bandas favoritas de todos los tiempos no podía quedarse fuera de esta lista. Y aunque me cueste ser objetivo con ellos, creo que Envy tienen más que merecido cualquier top en el que aparezcan. Han sido unos años difíciles para ellos, con varias idas y venidas de los músicos, cosa que no ha impedido la edición de tres maravillosos álbumes entre 2010 y 2020. Y este «Recitation» creo que es el que mayor reconocimiento se merece de todos. Pocas bandas saben poner los pelos de punta con sus emotivas melodías y sus desgarradoras voces de desesperación. Una fórmula que muchos tratan de imitar pero que indudablemente, pocos logran llegar tanto como lo hacen estos japoneses.

3. Toundra – «II» (2010)

Sin miedo a excederme con estas declaraciones, «II» es el disco de post rock nacional más importante de la historia. El primer trabajo con el que consiguieron hacer un poco de ruido en la escena y mostrar al público español un género tocado por muy pocos hasta el momento. A partir de este lanzamiento, se convirtieron en una influencia más que evidente para muchos y tras ellos, comenzaron a surgir infinidad de bandas que vieron cómo el interés por estos sonidos instrumentales aumentaba en el panorama estatal. No hace falta entrar en detalles de la evolución de este grupo en estos últimos años, porque por todos es conocida, pero si que merece la pena invitar a todos los lectores a rescatar esta joya de la música a nivel internacional y dar sentido a estas palabras.

2. Deafheaven – «Sunbather» (2013)

Amados y odiados casi a partes iguales, Deafheaven han sido una de las revoluciones de estos diez años. Probablemente no inventaron nada, y lo que se escucha en «Sunbather» era conocido ya por muchos, pero no fue hasta que Deafheaven editaron este disco en rosa (toda una declaración de intenciones) que la gente realmente empezó a hacer caso a un nuevo género. Para los amantes del instrumental y las atmósferas, esa mezcla entre post rock, shoegaze y black metal nos voló la cabeza. Y no sólo a nosotros, su atrevida propuesta llenó portadas de tanto revistas de Metal como de Indie, lo cual permite hacerse una idea de lo que supuso el surgimiento de esta formación. «Sunbather» es oro, un disco que probablemente nunca se volverá a repetir y por eso tiene que estar en este listado.

1. Viva Belgrado «El Invierno/Flores, Carne» (2013, 2014)

Si ha habido un grupo con el que me tengo que quedar de estos últimos diez años, esos son Viva Belgrado. Y lo digo sin miedo a precipitarme. Les escuché por primera vez en la primavera de 2013, cuando publicaron como si nada su prometedor EP «El Invierno» y obviamente, su acercamiento a los sonidos de Envy hizo que me enamorasen con la primera escucha. Incluyo como Top 1 también a su primer LP porque creo que van muy de la mano. «El Invierno» fue la carta de presentación y «Flores, Carne» el puñetazo sobre la mesa, donde reclamaron su protagonismo dentro de la escena. Llevando un camino muy similar a Toundra, los de Córdoba han sufrido una merecida evolución ascendente, sirviendo igualmente de influencia para muchas otras bandas que llegarían después. Sus discos de corte pesimista, reflejan a la perfección la filosofía emo y screamo que emanan sus composiciones, muy cercanas también al instrumental. Esto es, los ingredientes necesarios para tomar lo más alto de este listado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *