Madeleine – Su Hura (2018)

5 años han pasado sin que Madeleine publicara disco, pero la espera ha merecido la pena. ¡Vaya si ha merecido! Los donostiarras se tomaban un tiempo de reflexión tras la publicación de “Mugarri” (2013) en el que han hecho contadas incursiones en diferentes escenarios como el del KAOM Fest el pasado mes de noviembre para volver en este 2018 con ideas renovadas y un disco de transición que desde la primera escucha ya lo quieres colocar en tu Top 10 del año. Tan sólo con las primeras notas de “Inongo garen” ya ves que Madeleine están tirando por otros derroteros. Este primer corte, les sirvió hace unas semanas de single y fue desde entonces que contábamos los días para poder disfrutar del disco al completo. Un riff math rockero que nos trae a la mente a unos Totorro sirve de entrada a un redondo completamente dinámico, lleno de color y pasajes diversos. No tardan en aparecer voces, cosa que ya se habían atrevido a incluir en unas cuantas referencias suyas anteriormente (“Berlin”, “Tártalo”…), pero tomando un papel mucho más protagonista en este “Su Hura”, lo cual no quita para que la base instrumental se mantenga en el mismo plano principal especialmente en cortes como “Nahi on bat” o “Inoiz lehortuko da”. Entran tremendamente fácil temas con estribillos pegadizos como “Perkalenea” o “Hura”. En el caso de “Perkalenea” probablemente sea su tema más accesible, voces llenas de efecto, ritmos simples y ausencia de complicaciones. Recomendado empezar por  aquí si entras a este disco con dudas. En cambio “Hura”, nuestra favorita sin ninguna duda, se te queda en la memoria a la tercera escucha. Tanto ese riff inicial como ese maravilloso estribillo que la convierte en himno absoluto sumado a las luchas de las dos guitarras entre medias la convierten en nuestro tema estrella de 2018. Para los más puristas del género en el que empezaron, se guardan una bala titulada “Postrock” curiosamente. Cero voces, un bajo distorsionado pilla el liderazgo y sobre él las guitarras van creando capas y capas generando un crescendo de manual. La historia se cierra con “Sumendi”, el tema con más efectos, tanto en los instrumentos como en la voz. Indie, electro, pop…no se. La cuestión es que entra de lujo y sirve de epílogo sin sabor a despedida. Probablemente lo han hecho así porque saben que al acabar, vas a darle al repeat y vuelta a empezar.

Más info:  Facebook  |  Instagram

Deja un comentario

Top