Crónica: Our Next Movement y Sofa en Gernika

// 4 de mayo de 2018
// Sala Iparragirre, Gernika
// OUR NEXT MOVEMENT +SOFA

Cita imprescindible para los amantes de los sonidos instrumentales y especialmente para aquellos aficionados a la rama más mathematica. A pesar de lo atractivo de la propuesta y como viene siendo habitual, por desgracia, acabamos siendo cuatro gatos los que nos reunimos en la sala que Iparragirre – Gernikako Rock Elkartea tiene montada a las afueras de la villa del Urdaibai. Eso si, luego nos cansaremos de ver quejas en redes sobre los pocos grupos del estilo que se acercan a la Península. Pero bueno, este tema nos daría para una temporada entera de eternos debates y no viene al caso.

Era la primera vez que los vascos teníamos la oportunidad de ver a los jovencísimos Our Next Movement en acción ya que a pesar de los años, los de Valencia nunca se habían acercado por aquí. Y para ser su primera vez, consiguieron organizar una mini gira la mar de interesante con paradas en lugares clásicos como Bonberenea, Putzuzulo y la propia Iparragirre. La de Gernika, era además la primera de las dos citas que harían acompañados de Sofa, de quienes hablaremos en unas líneas.

Con unos minutos extra de espera para ver si algún loco más se atrevía a entrar, saltó al escenario el cuarteto mediterráneo, con sus miembros ataviados todos ellos con camisetas blancas y pantalones negros como si de su uniforme de trabajo se tratara. El hecho de que la sala diera la sensación de espaciosa (por no decir algo vacía) no desanimó en ningún momento a la banda. Our Next Movement en todo momento (y así nos lo hicieron saber por micrófono) se mostraron encantados y felices de estar presentando sus trabajos a pesar de las condiciones.

Un EP y un  LP ambos editados por la escudería Aloud Music Ltd. a sus espaldas forman parte del notable curriculum de una banda que ha sabido renovar su sonido con el paso del tiempo. Han pasado de un post rock sin muchas complicaciones a un math rock positivista, sin exceder en el virtuosismo pero increíblemente acertado y acorde con los tiempos que corren. Incluso los oídos poco acostumbrados a la experimentación extrema del math puede disfrutar de su propuesta más reciente. Entre tappings, contadas voces gritadas y algún que otro salto, desgranaron lo más destacable de su última obra “119” (Aloud Music Ltd. 2016) e incluso dejaron tiempo para estrenar un tema nuevo. El calor del escenario les fue motivando, y ese buen rollo llegó a cautivar al público gerniqués, quien, bajo mi punto de vista, se quedó más que satisfecho con el total de su actuación.

Tras unos pequeños cambios de backline, se subían a las tablas los tres zarauztarras que componen Sofa. Bajo mi punto de vista, una de las formaciones más olvidadas por la escena instrumental internacional. Prometían mucho con su primera referencia y actuaciones en directo que comenzaron en 2015 y con este “II” (Bonberenea Ekintzak, 2017) que aún siguen presentando, han dado un golpe en la mesa para reivindicarse como lo que son: una de las formaciones de math rock más interesantes del continente.

A pesar de ser simplemente tres sobre el escenario, consiguen una intensidad exquisita a través de alocados riffs que se apoyan sobre una sobresaliente base rítmica de bajo (que en ocasiones parece ir a su bola pero siempre en armonía) y unas baterías ejecutadas a la perfección y con la fuerza necesaria. Hits pegadizos, con melodías que no salen de tu cabeza y que suenan en directo casi tan bien hiladas como en el disco y eso es algo que está al alcance de muy pocos. Si esta gente no llega más arriba, es simplemente una consecuencia más de las (muchas) injusticias de esta industria.

Sofa y Our Next Movement deberían estar girando por Reino Unido, lugar donde sus propuestas llenarían fácilmente salas de 100 personas. Por estos lares en cambio, aún queda bastante por hacer. O quizá es que aún no hayamos abierto los ojos del todo y no sepamos la calidad que se esconde en propuestas como las que casi cada semana organizan colectivos como Iparragirre que sobreviven a pesar de las adversidades y por mucho que haya noches como ésta en la que los que nos vemos bajo las tablas somos los cuatro de siempre.

Texto: Bikendi Cadelo (@b_cadelo)
Fotos: Kostelo

Deja un comentario

Top