This Will Destroy You – “Another Language”

This_Will_Destroy_You_-_Another_Language Aturdidos. Aturdidos y desorientados después de perder la consciencia. En un lento despertar digno de otras épocas This Will Destroy You se nos presentan de este modo en su nueva entrega: “Another Language” que les ubica en tierra de nadie. Un buen lugar sin duda para perder lastre de trabajos anteriores, para reafirmarse en su propuesta, para avanzar buscando ser referente y no seguidores.Sabiéndose derrotados antes de empezar el cuarteto aún así presenta armas. El reto, lo inalcanzable, la búsqueda infinita. La fórmula, llenarse de barro para nuestro gozo y alzarse una y otra vez sobre una maraña tejida de guitarras, bajos increíbles, baterías trepidantes y un arsenal de sintes. Todo tratado de forma cruda, todo bien llenito de mala baba pese a que su discurso en ocasiones pudiera parecer contemplativo. Se suceden así momentos de calma y asfixiantes, momentos cristalinos y descacharrados. Rodeados de cierto aire de pesadumbre, plomizo, a entorno corroído y oxidado sobre el que buscar refugio y paz. Sin miradas entre ellos, al igual que en sus directos, estos cuatro anti-héroes no necesitan esa conexión física para saber dónde debe dirigirse cada uno cuando la nube se acerca y todo lo cubre con un cielo brillante. Esos cielos brillantes que presagian algo grande. Frecuencias hechas melodía, moldeando en esta ocasión los segundos planos. Creando el colchón necesario para integrar lo no humano en lo humano, lo físico en lo químico, la alquimia del ruido, la belleza de lo inerte. Así, hasta el preludio con el que finalizar el disco, entonces, nos colocan al borde de un inmenso precipicio sobre el que nuestra mirada se pierde sin un punto de referencia, soy incapaz de abarcarlo. El horizonte está en llamas, sólo se pueden distinguir las ascuas suspendidas tras el paso de un fénix batiendo sus alas sobre nuestras cabezas a cámara lenta. Imponente, perfecto, irrepetible. Dejando tras de sí un destello entremezclado de cenizas que vuelan como si fueran delicadas plumas y destellos, hasta que nos regalan no sólo la visión de uno, sino una bandada completa en perfecta armonía. Quizá sean unos segundos, quizá sea uno de los momentos más increíbles de la música de los últimos tiempos. Todo cesa. Ceniza, fuego y belleza. Irrespirable. Los eternos perdedores se miran por fín entre ellos, ha finalizado la batalla. Llenos de heridas, un poco más viejos y desengañados que al comienzo del viaje. Siguen sin esbozar sonrisas. Era imposible vencer. Sólo son cuatro personas con unos cuantos instrumentos. Sólo son un par de ramas enfrentadas en el marco de una ventana. Sólo es postrock a lo TWDY. O quizá sea mucho más que eso.

Más info:  Facebook  //  Bandcamp

Por: Jon Koldo L. Salas (Bandcamp)

Deja un comentario

Top