The Dust Bowl – «Sangre Grande» (2014)

dustbowl_cdDesde el primer momento que abordé “Sangre Grande” quedé muy impresionado por su portada. “No es nada del otro mundo”, se podría añadir, pero es más que curioso la forma en la que a veces elementos gráficos pueden representar tan bien unos sonidos, un estilo, unas canciones; a fin de cuentas, un espíritu. Y es precisamente espíritu lo que desborda un “Sangre Grande” que es ya el segundo trabajo de los zaragozanos The Dust Bowl, que allá por el 2011 debutaran con “Beyond the sun”. En este último trabajo encontramos una amalgama de sonidos de lo más interesante. No faltan los registros más tradicionales del Stoner y el desert rock (Unida, The Atomic Bitchwax, Slo Burn, Kyuss, por mencionar unos cuantos),  repartidos aquí y allá a lo largo del disco, aunque los encontramos de forma más concentrada en canciones como Maserati o Sangre Grande. Guitarras pesadas pero muy trabajadas melódicamente y una percusión constante y contundente. En definitiva, que hay mucho desert, pero también hay mucho grunge, como podemos comprobar en Apocalyptic blue e incluso un corte muy cercano al flamenco-rock con el que nos sorprendieran los británicos Carmen allá por los años 70; este tema es Until the morning light. Todo ello bañado en el ácido de la psicodelia, como bien nos demuestra Open up the window to your mind. Por otra parte, las atmósferas del disco están muy conseguidas. Encontramos un trabajo repleto de pasajes repletos de carreteras infinitas recorriendo el desierto, sudor, soledad y misterio. Todo aderezado con un cierto toque burlesco que se introduce recordándonos aquel misticismo circense en mitad del desierto de los capítulos de Carnivale. Hablamos de todo, pero especialmente de Bad Feeling. Registro éste que, sin embargo, queda truncado –o mejor dicho, perfectamente resuelto- en la apacibilidad de Agua de 1.000 cactus. La calidez del slide, las guitarras acústicas y la voz lejana hacen que desaparezca el desamparo de un plumazo. Especial mención para el trabajo melódico de las voces en todo el disco en general. “Sangre grande” brilla por su coraje y por su coherencia, con un trabajo gráfico que, como mencionábamos más arriba representaba a la perfección el espíritu de la obra. Pero existe otro nivel de coherencia en ésta, y se encuentra en el propio título, que nos predispone a lo que, inevitablemente nos vamos a encontrar durante la escucha: Espíritu, polvo y sangre.

Más info:  Facebook  //  Bandcamp

Por: José Joaquín Sánchez Ríos (epesdepeapa / La Josephine)

Deja un comentario

Top