Categorías
crónicas

ArcTanGent Festival – Día 2

-29 de agosto de 2014
-Fernhill Farm, Bristol (UK)

Nos despertamos con el sonido de la lluvia y el viento golpeando la tienda de campaña bien temprano, con el cuerpo todavía cansado por la caña que nos habían metido And So I Watch You From Afar el día anterior, pero había que espabilar ya que la segunda jornada del ArcTanGent comenzaba bien temprano. Pequeña escapadita a Cheddar, encantadora villa turística a poco más de 10 minutos de la granja, para reponernos de bienes y desayunar algo en condiciones. A pesar de la rapidez, nos perdimos a los encargados de abrir el viernes, Alpha Male Tea Party que actuaron de despertador a unas 11 de la mañana en la que muchos aun dormitaban en sus sacos.

Will and Chris from Flies Are Spies From Hell-2
Will y Chris de Flies Are Spies From Hell

Si que pudimos atender a los siguientes, los londinenses Flies Are Spies From Hell que a pesar de su desconocimiento para la mayoría, llevan ya un tiempo en esto. Les sigo la pista tras el lanzamiento de su demo, allá por 2007, la cual me llegó a enganchar bastante. No obstante su evolución no ha llegado nunca a entusiasmarme. Musicalmente no deja de ser más que un Post Rock de manual con sus crescendos y cambios de ritmo, y con un gran protagonismo de los pianos. El resto de instrumentos un poco desmadrados y no bien centrados con la batería, no se si por dificultades a la hora de escucharse o qué, pero la verdad es que hubo momentos de caos rítmico bastante notable. Por tanto, tras 4 o 5 temas, decidí moverme al escenario principal para otra actuación a la que le tenía bastantes ganas aquella mañana.

Unas tablas llenas de músicos es lo primero que llama la atención en la actuación de Monsters Build Mean Robots. Dos violinistas, dos guitarras, teclados, batería, voces…toda una orquesta para una de las propuestas más tranquilas del día. Voces agudas a lo Jónsi (aunque sin llegar al falsete), y melodías suaves y preciosistas son la base de su sonido. Los de Brighton aprovecharon para estrenar unos cuantos temas nuevos en una propuesta cada más cercana al sonido de los suecos Ef. En general, muy buena actuación de un formato que a aquellas tempranas horas hubiese sido fácil que resultase pesado.

Pete Lambrou de Monsters Build Mean Robots
Pete Lambrou de Monsters Build Mean Robots

Los benjamines del festival se daban cita a media mañana en el Yohkai. Era la tercera vez que tenía la ocasión de ver a Lost in the Riots, y sin duda fue la que más he disfrutado. Estos jóvenes pero a la vez experimentados músicos, quienes acaban de editar su segundo LP y volver de una gira por media Europa, pueden ser considerados los hermanos pequeños de ASIWYFA. Misma dinámica musical, melodías alegres para un Post (Math) Rock sin mucha complicación y con la suficiente energía como para formar los primeros pogos de la jornada.

Nos quedamos en el mismo escenario esperando a otra actuación bastante recomendada, la de los irlandeses Bats. Una de esas bandas incluidas en el cartel del ArcTanGent a pesar de no encajar del todo en el binomio Post Rock – Math Rock. Les esperamos por ver su propuesta, pero no llegó a convencer. Una mezcla de voces Deftonianas, con ritmos progresivos y guitarras mathemáticas todo ello envuelto en letras que tienen como tema principal la ciencia. Está claro que los chavales no lo hacen mal, pero tanta repetición de esquemas llegó a aburrir, por lo que decidimos pegar el salto de nuevo al escenario principal.

Human Pyramids-6
Human Pyramids

Allí nos esperaba la macro orquesta Human Pyramids. Liderados por el multi-instrumentalista Paul Russell, guitarra de Axes, tienen cabida desde violinistas, violonchelistas, trompetas y trombones, hasta guitarras eléctricas y sintetizadores. A pesar de la locura que puede parecer todo ello, en conjunto casan a la perfección y el resultado es más que positivo. Si que es verdad que por lo general sus temas tienen todos ellos un crescendo continuo que nunca llega a explotar y te deja con la sensación de querer algo más. De todas formas se convirtieron en una de las bandas más fiesteras y buenrollistas del festival con una gran interacción con el público.

Parada obligada para comer algo, y rápido corrimos para no perdernos ni un segundo a los suecos Ef que nos esperaban en el escenario principal. Puesta en escena elegante, todos vestidos de negro y bien peinados, comenzaron su set de forma muy tranquila despachando temas de su último disco Ceremonies. Uno de los temas más aclamados y que más impactaron al público y a mi personalmente fue «Delusions of Grandeur». Curioso ver el progreso de unos temas de larguísima duración y que tardan mucho en arrancar pero cuando meten quinta, los propios músicos pierden la cabeza y se vuelven completamente locos, no faltando saltos, cabeceos extremos o incluso malabarismos con sus guitarras. Cierre con uno de sus éxitos más antiguos «Tomorrow My Friend», con unos suecos la mar de agradecidos y el público con una sonrisa de oreja a oreja tras haber asistido a uno de los grandes espectáculos del día.

Tomas Torsson de EF
Tomas Torsson de EF

Como en todo buen festival, los emparejamientos de bandas a una misma hora no podían faltar, y uno de los que más nos dolió fue el de Enemies con Tellison, no obstante, debido a lo pequeño del festival pudimos disfrutar al 50% de cada set. Primero con el math técnico de Enemies con dos baterías sobre el escenario y todo perfectamente medido. 3 cortes y corriendo al escenario Bixler para disfrutar del Post Hardcore alegre de Tellison. Un rock a lo Weezer con miras también al emo de los 90 y un público muy entregado que supo acompañar en el canto en casi todas las canciones.

El supergrupo formado originalmente por el bajista de Mogwai, Crippled Black Phoenix, reunió a un gran número de incondicionales en el escenario principal. Tenía gran curiosidad por ver la actuación de los, sin ninguna duda, más experimentados músicos que iban a pasar por esta edición del ArcTanGent, a pesar de su propuesta de Rock Progresivo. Y es que su line-up siempre ha variado, pero han sabido juntarse siempre con grandes nombres de la música británica como el propio Justin Greaves, quien llevaba la batuta en esta ocasión. 45 minutos de buen rock and roll después, optamos por ir a ver a Cleft en lugar de Tera Melos por mucho que nos doliera.

Justin Greaves de Crippled Black Phoenix
Justin Greaves de Crippled Black Phoenix

Y es que lo que hace este dueto de «turbo-prog» es algo imperdible en directo. Parece mentira que con sólo una guitarra y una batería se pueda llenar tanto. Además de los clásicos «cantados» por el respetable, hubo lugar también para un tema nuevo del cual no recordamos su nombre. La gente, que quizá empezaba a desvelar sus síntomas de borrachera, no dudó en acompañar de pogos y crowd-surfings sus cortes hasta que llegó unos de los highlights del festival. Poco antes de decir adiós, invitaron al escenario al guitarra de Alpha Male Tea Party para interpretar un curioso medley de Rage Against the Machine, al cual incluso se animó a subir a cantar en su parte final el vocalista de Trojan Horse. El vídeo de lo ocurrido lo puedes ver en este enlace.

De nuevo carrera hasta el escenario principal, ya que llegaba el momento de ver a uno de los cabezas de cartel, los tejanos This Will Destroy You. Debo confesar antes de nada, que con este grupo me cuesta mucho ser objetivo, ya que fueron, hace ya años mis descubridores del estilo y les tengo un especial cariño por dicho motivo. No obstante, lo que hicieron estos chicos en el ArcTanGent fue completamente remarcable. Con un disco nuevo a la vuelta de la esquina, aprovecharon su actuación para promocionarlo incluyendo varios tracks en su setlist. El primero de ellos, «Dustism», single de adelanto que desvelaron hace ya varias semanas y que llevado al directo funciona tan bien como en el propio disco. No obstante, no tardaron en aparecer los clásicos, y de esta manera fueron intercalando, prácticamente sin pausa de por medio «There Are Some Remedies, Worse Than The Disease» y «A Three Legged Workhouse». Pasajes de Post Rock emotivo, que te invitaban a cerrar los ojos y dejarse llevar, ya que visualmente no se trabajan mucho la puesta en escena. La casi ambiental «War Prayer», también del disco nuevo fue otro de los adelantos de un disco que por cierto, tuvieron el detalle de ponerlo a la venta por adelantado en el merch. La puesta de sol ocurrida en los últimos minutos de su set, hizo del concierto algo mucho más mágico si cabe, con la interpretación de la magnífica «Threads» y la explosión apoteósica de «New Topia» (también del nuevo). Y tras esto, tocó despertarse del sueño, abrir los ojos y emprender de nuevo la caminata al Yohkai, donde nos esperaban Maybeshewill.

Jeremy Galindo de This Will Destroy You
Jeremy Galindo de This Will Destroy You

Llegamos bien a tiempo a la carpa, donde lo primero que nos chocó fue la banda sonora previa a su actuación de la mano de Lil Wayne y su tema «She Will» (escuchad el tema para entender el por qué). El segundo escenario del ArcTanGent en tamaño, se quedó pequeño para la inmensa espectación que había por ver a los de Leicester, quienes también traían también disco nuevo bajo el brazo. De hecho utilizaron el mismo comienzo para disparar sus 60 minutos de espectáculo. Con «In Amber» ya comenzaron los primeros saltos y empujones, muchos de ellos provocados por la gente que trataba de escapar de la lluvia y hacerse un hueco en la carpa. Una de las puestas en escenas más trabajadas de todo el festival, con su propio juego de luces traseras que apenas dejaban apreciar más que siluetas sobre las tablas. De las veces que he podido ver a Maybeshewill, me atrevo a decir sin miedo a equivocarme que ésta fue su mejor actuación, de lejos. Las buenas vibraciones y respuesta del público supo ser captada por los propios músicos a quienes se les veía más que cómodos y motivados. «Fair Youth» tema que da título a su nuevo álbum de estudio y «Sanctuary» casaron perfectamente con los clásicos que no faltan nunca en sus conciertos como «The Paris Hilton Sex Tape» o «To The Skies From a Hillside». Fue una pena lo rápido que se nos pasó su actuación, y para cuando nos dimos cuenta ya se estaban despidiendo como de costumbre con dos himnos suyos como son «Not For Want of Trying» y «He Films the Cloud Part. 2» que fue cantando a grito pelao  por toda la sala en ese impresionante final.

Mike Sullivan de Russian Circles
Mike Sullivan de Russian Circles

La lluvia empezaba a caer con fuerza y el barro lo llenaba prácticamente todo, pero ello no nos impidió, a pesar del cansancio, cerrar la noche con el tercer plato fuerte, Russian Circles. Para cuando llegamos, los primeros acordes de la oscura y portentosa «Deficit» de su último disco ya nos daban la bienvenida. Otra de esas actuaciones que reunieron a muchísima gente y a pesar del gran tamaño del escenario principal nos tocó mojarnos un rato hasta que pudimos hacernos con un hueco dentro de la carpa. Pero ya nos daba igual todo, la noche no podía ir mejor y aún teníamos por delante 90 minutos del Post Rock más enérgico y cañero que iba a pasar por el festival. La magnífica «Harper Lewis» aplaudida por todos los asistentes cogió el relevo, con ese tapping intermedio que ya se ha convertido en una de las partes más reconocibles de los americanos y una pieza fundamental de su carrera. Un setlist centrado principalmente en Memorial su más reciente trabajo, del cual extrajeron auténticas apisonadoras en directo como son «309» o «1777». Y tras esta tormenta sónica, optaron por cerrar su actuación con el riff esperanzador y alegre de «Mladek» y acabar con otro de sus clásicos de su primer LP «Youngblood». De nuevo, toda una muestra magistral de como hacer buen Rock (Metal) Instrumental y cerrar una jornada agotadora pero tremendamente mágica.

Texto: Bikendi Cadelo (@b_cadelo)
Fotos: Adriana BSides.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *